03 abril 2018
Las tasas de obesidad están aumentando y los consumidores están cada vez más preocupados por el consumo de azúcar y calorías, por lo que prestan cada vez más atención a los datos nutricionales. Hoy es cada vez más importante comprender la mentalidad de los consumidores y reaccionar a sus necesidades.
La salud es lo primero en la mente de todos. Este hecho continuará impulsando las tendencias de consumo en toda la categoría de alimentos y bebidas para 2018 y en adelante. Los recientes cambios sociales y políticos, tales como el aumento de la obesidad, los problemas de salud relacionados y las nuevas legislaciones, también han impulsado a la industria de las bebidas a reconsiderar su enfoque.
 
Los gobiernos locales y nacionales han reaccionado a las crecientes preocupaciones de salud  a través de la aprobación de nuevas regulaciones y la promulgación de impuestos sobre el azúcar, para alentar a los consumidores a considerar opciones de bebidas alternativas. En 2017, Filadelfia agregó un impuesto de 1,5 centavos de dólar por onza en bebidas no alcohólicas hechas con edulcorantes calóricos o artificiales. Los requisitos de etiquetado, como los implementados en Chile y otras partes del mundo donde se exige la colocación de una etiqueta prominente que indica el "alto contenido de azúcar" de un producto, también están alimentando esta tendencia.
 
Esta mayor preocupación por la salud, específicamente los impactos del azúcar en nuestra dieta moderna, está alimentando la tendencia hacia “mejores bebidas para usted” (BFY, por sus siglas en inglés). Según la agencia de inteligencia de mercados Mintel, el 70% de los adultos estadounidenses que usan azúcar o sustitutos del azúcar están preocupados acerca de cómo el edulcorante afecta su salud en general. Los fabricantes de bebidas encontrarán el éxito al responder a estas necesidades y al enfrentarse al desafío planteado por los gobiernos y partes interesadas en torno a la salud y la educación del consumidor.
 
UNA PERSPECTIVA MÁS SALUDABLE
La tendencia hacia las bebidas BFY coincide con la tendencia a alejarse de las bebidas carbonatadas endulzadas con azúcar. En los Estados Unidos, el 52% de los consumidores que redujeron su consumo de refrescos carbonatados lo hicieron en favor de opciones más saludables, como los jugos naturales 100% y las aguas saborizadas.
 
Mintel predice que la reducción del contenido de azúcar en las bebidas se convertirá rápidamente en la norma. Esta tendencia está estrechamente relacionada con otras tendencias importantes de alimentos y bebidas, a saber, la tendencia de etiquetado limpio y el deseo de productos "libres de", es decir, alimentos y bebidas libres de ingredientes artificiales, azúcar agregado y conservantes. Un 67% de los consumidores estadounidenses ahora quieren comprar productos "totalmente naturales", otra estadística que respalda esta tendencia.

Las bebidas que presumen de la frase "sin azúcar agregado" están atrayendo clientes y obteniendo rápidamente tracción en el mercado. Si bien los requisitos de etiquetado varían de un país a otro, muchos requieren que se informe sobre los azúcares agregados. Otros productos muestran su estado de "sin azúcares agregados" prominentemente en sus envases como una herramienta para que los consumidores preocupados por la salud prueben sus productos.
 
Las marcas ya están innovando para responder a estas tendencias, mediante el lanzamiento de productos nuevos con menor contenido de azúcar o ingredientes naturales, como la sandía o el agua de cactus. Estos productos innovadores provienen de nuevos participantes del mercado, así como de jugadores más grandes.
 
En los EE. UU., kids WATER ofrece agua saborizada naturalmente con sabor a limonada, ponche y bayas, todas en envases de porciones individuales para niños. La bebida para niños aumenta la hidratación y no contiene azúcar, conservantes, colorantes ni ingredientes artificiales. Otras innovaciones en bebidas para niños incluyen los jugos "sin azúcares agregados" y los tés ligeramente endulzados y sin cafeína.  
 
El aumento del agua de cactus, promocionada por sus ingredientes naturales y propiedades hidratantes, es otro ejemplo de esta tendencia. Las marcas como Truenopal ofrecen agua de cactus 100% natural con menos de la mitad del azúcar y las calorías del agua de coco, envasada en porciones individuales.
 
UNA EXPERIENCIA DIFERENTE
Aunque los consumidores se vuelven cada vez más conscientes de la salud, también están buscando experiencias y satisfacción. Esto aplica tanto para el jugo como para otras bebidas. Equilibrar las opciones saludables con suficiente variedad para mantener a los consumidores interesados ??será importante para la industria en el futuro.
 
Se espera que la tendencia BFY gane fuerza y continúe evolucionando, a medida que los avances en tecnología y los desarrollos sociales y económicos impacten en las diferentes elecciones de estilo de vida. La respuesta de los consumidores a estos cambios en términos de su elección de bebidas tendrá un impacto en la industria y los fabricantes deben estar preparados para responder en consecuencia. Algunas marcas ya han estado cosechando los beneficios de la reformulación de productos en respuesta a esta tendencia global a través del abordaje proactivo de los cambios en el mercado.

Esté atento a la segunda entrega de esta serie donde discutiremos cómo innovar con éxito para cumplir con la tendencia de consumo BFY.
 
<< Anterior