01 agosto 2018
Hoy en día, los negocios están funcionando en una era conocida como "Industria 4.0", nueva etapa en nuestra historia de tecnologías alimenticias, donde la innovación está provocando una transformación monumental.
A través de las tecnologías como la digitalización, automatización e intercambio de datos, las compañías de comida y bebidas se están beneficiando con sistemas completos e integrados que responden en tiempo real. En las industrias inteligentes, las alertas son enviadas antes que los sistemas fallen para que éstas puedan, de forma proactiva, reparar el equipamiento, prevenir cuellos de botella, automatizar con precisión, entre otras cosas.

Los fabricantes de alimentos y bebidas pueden beneficiarse de esta nueva era entendiendo de qué se tratan estas tecnologías ­y decidiendo cuáles de ellas pueden impactar de forma positiva sus operaciones.

Mayor Rentabilidad

La fabricación inteligente ha empoderado a los fabricantes para aprovechar la tecnología, datos e innovación en formas que parecían imposibles hace sólo una década atrás. Gracias al progreso se hizo posible, a través del Internet de las Cosas, el Big Data, y la Nube, que las máquinas puedan comunicarse unas con otras a lo largo de toda una fábrica; la automatización puede alentar un mejor rendimiento; y los productores pueden beneficiarse con una mayor seguridad para los alimentos, mejor administración de la cadena de suministros y mayor rentabilidad en un mundo complejo y competitivo.

El Mundo Virtual se Vuelve Real

Tecnologías como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y la realidad virtual tienen un uso que va en aumento y que influye en la manufactura. Algunos ejemplos:
  • La realidad virtual permite a las compañías “ver” el futuro para que los fabricantes puedan aprovechar la tecnología para simular una potencial bodega o fábrica.
  • Las tecnologías usables como los hololens, alimentadas por inteligencia artificial, permiten habilitar reparaciones de mantenimiento remoto, de este modo se racionalizan los gastos y el tiempo improductivo.
  • La automatización puede ser constantemente perfeccionada mediante el aprendizaje automático, liberando empleados para que puedan enfocarse en otras tareas que tengan un mayor valor agregado.
La Industria 4.0 está lista para facilitar la eficiencia a través de toda la empresa, desde monitoreo individual a las piezas de las maquinarias, hasta supervisar cómo se está desempeñando la línea de producción, o llevando a cabo una evaluación a toda la empresa a través de sus diversas fábricas o ubicaciones.

Las redes y los sistemas hacen posible que una compañía reúna una variedad de puntos de datos en vivo que están constantemente disponibles para un exhaustivo análisis y así permitirles a las industrias de alimentos y bebidas enfocarse en el mejoramiento de la seguridad de los alimentos, en calidad y productividad.
 
Industrias Inteligentes de Hoy
Los modernos avances tecnológicos están abriendo un mundo lleno de posibilidades para los fabricantes. Como consecuencia, numerosas industrias inteligentes están operando en la actualidad. Pero, mientras las soluciones de la Industria 4.0 son una realidad, muchos productores de alimentos y bebidas siguen lentamente sacando ventajas para poder manejar de mejor forma los sistemas y la producción de éstos.

En la era de la Industria 4.0, las compañías que lideran van a evolucionar, lo que significará la innovación hacia la mejora y optimización de sus operaciones – y, por último, conocer, la siempre cambiante demanda de los clientes.

Para un mayor conocimiento acerca de la Industria 4.0, descargue el documento Industria 4.0: “Abriendo puertas a nuevas oportunidades para la industria de los alimentos y bebidas”. 

 

Haga clic aquí para descargar

<< Anterior