12 marzo 2020

Los envases tienen la misión principal de mantener los productos a salvo de la contamincación, pero con los envases inteligentes, el juego ha evolucionado para hacer mucho más que eso.

 

Los envases inteligentes optimizan las cadenas de suministro y otorgan a los productos un propósito secundario, lo que permite a las organizaciones empoderarse y ampliar aún más su marca, al tiempo que aumentan la transparencia y la participación del cliente.
 
Los envases inteligentes, a veces denominado envases conectados, utilizan diversas tecnologías para comunicarse, informar y participar. Más allá de describir lo que hay dentro, los envases inteligentes pueden usarse para rastrear la producción y los suministros, a través de experiencias únicas y oportunidades de marca.
 
Creación de la "capa digital" del envase
Los envases de cartón de Tetra Pak están compuestos de seis capas físicas, que incluyen cartón y aluminio, las que mantienen el producto protegido de la luz y los contaminantes. Los envases inteligentes han incluido una capa digital adicional, proporcionando una conexión de sistemas virtuales de personas e industria que van más allá del objeto físico.
 
La nueva “capa digital” de los envases inteligentes, incorpora tres beneficios a los envases tradicionales:
 
1.- Hace que todo sea rastreable.
Los gigantes minoristas como Amazon y Walmart ya están utilizando tecnología rastreable para hacer que sus cadenas de suministro sean más eficientes. No guardan todo en grandes almacenes; es así que, la cadena de suministro real se convierte en el almacén. Los diferentes artículos de su pedido pueden provenir de varias ciudades de todo el país pero, al día siguiente, recibirá todo junto en su puerta. ¿Cómo funciona? Los diferentes elementos de su pedido están unificados porque cada envase tiene una identidad digital única. El envase inteligente agrega especificidad granular a la gestión de datos. Esto permite a los minoristas rastrear un envase hasta su origen, desde las materias primas, pasando por la producción y el camión hasta el minorista, hasta el estante y el consumidor.
 
2.- Aumenta la calidad y el control de calidad
El envase tradicional ofrece una forma amplia pero limitada de gestionar el stock y llevar a cabo el control de calidad. Con el envase tradicional, solo se obtiene información aproximada sobre lo que sucedió en la producción y el transporte. Si hay un problema de calidad, es posible que tenga una ventana de tiempo para reaccionar en caso de que pase algo. Con esa información limitada, el lote completo del día se puede poner en cuarentena con lotes enteros abiertos, encontrados e inspeccionados.
 
Sin embargo, con los envases inteligentes, las marcas pueden comprender con precisión dónde están los envases y de dónde provienen con solo hacer clic en un botón. Administrar el inventario y la producción se vuelve científico y preciso, porque todo se remonta a un envase en específico.
 
3.- Brinda a los consumidores experiencias únicas y atractivas
Más que nunca, a los consumidores les importa cómo se fabrican sus productos y qué contienen. Sin embargo, el espacio físico del envase es limitado, por lo que las marcas deben resumir brevemente su oferta de valor, el origen de los alimentos o cómo el producto impacta el medio ambiente.
 
Con un envase inteligente, las marcas pueden usar un código digital único para proporcionar distintas formas de comunicar y acceder a nuevas experiencias para el consumidor. Las marcas pueden ofrecer una experiencia de realidad aumentada, mostrar un video o poner a disposición más información sobre un producto simplemente invitando al cliente a escanear un código impreso en el envase.
 
Algunas marcas se han apresurado a adoptar envases inteligentes como una forma de conectarse con los clientes. Burger King, por ejemplo, ha eliminado los juguetes de la comida de sus hijos y, en cambio, recomienda "experiencias digitales" como juegos y entretenimiento centrado en el teléfono celular. Chocolates Toblerone también está utilizando códigos QR en sus empaques como una forma para que los consumidores envíen videos personalizados a la persona que recibe la barra de chocolate.
 
Esta capa digital de los envases tiene un potencial ilimitado para impulsar el compromiso del consumidor y el conocimiento de la marca. A medida que la demanda de información por parte del consumidor continúa aumentando, las marcas deben responder. Este tipo de envases además proporciona una forma inteligente para que las marcas puedan compartir sus valores, refinar su estrategia y brindar mejores y nuevas experiencias a sus clientes.
 
Obtenga más información sobre envases conectados de Tetra Pak y la vida digital de los productos, haciendo click acá.
 
<< Anterior